Blogia
CBianchiRoss/Vida y Obra

Ciro Bianchi: el cronista de una Cuba que pocos recuerdan

Ciro Bianchi: el cronista de una Cuba que pocos recuerdan

12:51h. Fuente: NOTIMEX

La Cuba que muchos desconocen, muy pocos recuerdan y otros quisieran
sepultar en el olvido, es una obsesión en la narrativa del veterano
periodista cubano Ciro Bianchi Ross. Columnista del diario Juventud
Rebelde, con tres programas de radio y uno de televisión, su labor es
elogiada por quienes admiran cómo rescata temas arrinconados en el
imaginario popular. "Lamentablemente, la historia (de la república de
1902 a 1958) ha sido mal contada, hay personajes que han sido
maltratados, escamoteados, casi borrados del escenario nacional",
señaló en entrevista con Notimex. "Ahora surge en los jóvenes un
interés por saber quiénes eran, qué hicieron, por qué los han
relegado. Ayudarlos en eso a mí me satisface mucho", agregó el también
colaborador de varias revistas cubanas. “Yo tengo ejemplos de eso.
Estar en un parque y ver a muchachos de 17 y 18 años que están
practicando deportes y me dicen ‘maestro cuénteme tal cosa’”. De
acuerdo con estadísticas oficiales, siete de cada 10 de los 11.2
millones de habitantes nacieron después del triunfo de la Revolución
en 1959 y sólo conocen el sistema socialista instaurado por Fidel
Castro tras llegar al poder. Las crónicas de Bianchi, de prosa
directa, abordan temas por lo general omitidos por la historiografía
oficial, que prefiere insistir sobre los "males que aquejaban al país”
del pasado pre revolucionario en la llamada "Cuba semi colonial". Sus
trabajos, de acuerdo con el escritor Leonardo Padura, autor de "El
hombre que amaba a los perros", profundizan en "historias, personajes,
situaciones peculiares, singulares, olvidadas o marginadas". Ha
escrito anécdotas, con datos inéditos, sobre personajes, sitios y
aconteceres de la historia de la Cuba republicana que, como todo lo
cubano, tiene defensores y detractores a ultranza. "Yo siempre pensé
escribir para el cubano de a pie, yo quería un lector que fuera mi
vecino, el bodeguero, el taxista, he buscado siempre ese lector",
confiesa el también autor de varios libros. Nacido en La Habana en
1948, durante años escribió para revistas que circulaban fuera de
Cuba, pero desde 2001 hizo realidad su deseo de comunicarse con sus
connacionales cuando comenzó a escribir en el diario Juventud Rebelde.
En la actualidad aparece en un programa semanal de la televisión
cubana ("Como me lo contaron te va") y en las estatales Radio Rebelde
y Habana Radio, así como en una emisora de la ciudad estadunidense de
Miami. "Yo creo que el programa de televisión tiene impacto porque
llevo a la gente a los lugares y señalo: ‘aquí estuvo, aquí fue, aquí
se hizo, aquí ocurrió’. Entonces la gente empieza a verle a La Habana
otra dimensión", indicó. "Mi interés es lograr que el oyente o
televidente pase un rato agradable y a la vez le transmito algo que no
sabía. Si además de eso lo incito a interesarse, a ahondar, a
polemizar, pues entonces considero que el objetivo está plenamente
logrado". En su labor como cronista, que deja a los hechos hablar por
sí mismos, sin editorializar, se apoya en su memoria, las entrevistas
a testigos de los hechos y la consulta obligada de fuentes históricas.
En tiempos más recientes se ha dedicado a hurgar en temas de la
farándula, como el afamado teatro Shanghai, del barrio chino de La
Habana, "que la gente solo ve como un teatro pornográfico, de
coristas, donde se decían palabras obscenas". "La crónica cubana está
llena de agujeros negros. Oyes hablar mucho del Floridita (refugio de
Ernest Hemingway), y de Tropicana, nadie le quita sus méritos",
expresó el investigador que gusta contar la visión íntima de los
acontecimientos. "Pero existieron otros lugares de recreación como el
cabaret Sans Souci, el Montmartre, el bar Sloppy Joe, el Panamerican y
tú te preguntas ¿bueno, y la historia de esto dónde está?". Bianchi
comentó que recibe muchas llamadas telefónicas y correos electrónicos,
porque "la gente agradece el rescate de una historia que se perdió
(...) y te cuenta cosas que te van ayudando a conformar una historia".
Ha sido jurado de varios certámenes periodísticos y literarios, y ha
visitado como periodista y/o escritor México, Colombia, Perú,
Nicaragua, Bulgaria, Estados Unidos y Puerto Rico. En 1992 obtuvo el
Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí y ha sido acreedor de
otras condecoraciones. Es considerado un maestro de la entrevista y el
reportaje. Entre sus obras más conocidas figuran "Voces de América
Latina" (1988), "Tras los pasos de Hemingway" (1993), "Pasaje a La
Habana" (1997), "Así como lo cuento" (2004), "Memoria oculta de La
Habana" (2005) y "Yo tengo la Historia" (2008).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Cybell -

Lo poco que he visto de sus entrevistas ha sido suficiente para admirar su manera de narrar la historia, fascinante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres